Un Weblog sobre Julio Verne, realizado por los alumnos de 5° Grado (10/11 años) de la Escuela del Parque, Buenos Aires, Argentina.

14.9.05

Presentación


Hola, somos los chicos de Quinto Grado de la Escuela del Parque, de Buenos Aires, Argentina, y durante la primera parte del año estuvimos trabajando sobre Julio Verne. Armamos esta página para que ustedes vean lo que estuvimos haciendo. Leímos Viaje al Centro de la Tierra y a partir de ahí, estudiamos su vida y su forma de escribir, hicimos una biblioteca con su nombre, un mapa conceptual y también, en un planisferio pegamos carteles con los nombres de los libros y los colocamos en el país donde transcurrió la historia.
¡¡¡Esperamos que les guste!!!
Los comentarios, bienvenidos.


El Proyecto, desde los docentes.

Julio Verne. Viajando con la brújula de la imaginación.
Quinto Grado
Areas intervinientes:
Lengua (eje), Ciencias Naturales, Plástica, Informática.

Coordinadores: María Rosa Bivort (Lengua) y Ana María Andrada (Informática)
Docentes: Lorena Kordon (Lengua y Ciencias Naturales) y Mariana Vidal (Plástica)
Diseño y compaginación del weblog: Ana María Andrada y Lorena Kordon.

La experiencia desarrollada culmina con el desarrollo de un weblog, como producción final de un trabajo interdisciplinario sobre Julio Verne.

Esta publicación tiene por finalidad:
· Dar a conocer un extenso trabajo que involucró diferentes contenidos y competencias.
· Posibilitar el intercambio de esta experiencia con otras personas, haciendo circular la información y las producciones de los chicos, principalmente entre la comunidad escolar (padres, docentes, alumnos de otros cursos).
· Socializar el aprendizaje.

El proyecto involucró los siguientes objetivos de aprendizaje:
· Enfrentar a los niños a la lógica de la hipertextualidad.
· Asumir un posicionamiento como productores y editores de textos.
· Promover la interactividad y la comunicación.
· Fomentar el trabajo colaborativo,
empleando la computadora y sus programas e Internet como:

Objeto de estudio.
Comprensión y producción de espacios hipertextuales, aprendiendo a leer y escribir en una cultura de fragmentos.
Fuente de información. A través de la búsqueda en Internet para constatar datos, para ampliar el conocimiento disponible, para establecer enlaces y poder ofrecer a los lectores mayor variedad y profundidad sobre el tema.
Instrumento de expresión. Para promover la producción, elaborando textos propios sometidos a sucesivas instancias de revisión y reescritura, en función de su posterior publicación en la Web.

El proyecto mantuvo su eje en el área de Lengua con la lectura de una de sus novelas más representativas, “Viaje al Centro de la Tierra” como actividad central, y fue complementado tanto con diferentes textos que aportaron información en relación a la vida y la bibliografía del autor como con el contacto permanente con su obra a través del armado de una biblioteca en el aula.
Simultáneamente los temas abordados se fueron entrecruzando con contenidos propios de las áreas de Ciencias Naturales, Plástica e Informática.
Constatando datos, comparando diferentes hipótesis sobre la composición de nuestro planeta a partir de precisiones que aparecían en el libro y dando cuenta de la evolución del conocimiento científico, los chicos se fueron aproximando a las explicaciones actuales que da la geología sobre la estructura de la Tierra, su interior, la actividad volcánica, etc.
Esta integración posibilitó por un lado un análisis literario más profundo y un mayor conocimiento del autor, pudiendo identificar datos reales o ficticios, y por el otro, la valoración de la pasión de Verne por el conocimiento y de cuán documentado debía estar para escribir sus historias.
Desde el área de Plástica los niños pudieron plasmar sus interpretaciones, ilustrando diferentes pasajes descriptivos que fueron extrayendo de la novela por elección propia. Así como también pudieron crear, con las herramientas y técnicas disponibles, un lugar inexistente que nadie conociera para luego describirlo apropiándose de la variedad de recursos (comparaciones, metáforas, imágenes sensoriales, adjetivación) que utiliza Verne en su obra.

Modalidad de trabajo:

La tarea fue dividida en cuatro etapas:
1) Investigación, lectura y producción.
· Búsqueda de información en diferentes fuentes.
· Actividades de lectura individual.
· Actividades de lectura compartida.
· Actividades para motivar la participación en una comunidad de lectura.
· Desarrollo de contenidos de las diferentes áreas involucradas (Lengua, Ciencias Naturales, Plástica e Informática).
· Etapa de producción individual y grupal.

2) Preparación (planificación y organización) del weblog.
· Interacción grupal para planificar, organizar y distribuirse las tareas.
· Trabajo en subgrupos con las tareas predeterminadas.
· Trabajo individual de revisión y presentación de las producciones personales.

3) Armado del weblog.
· Diseño y armado del weblog, a cargo de las docentes Ana María Andrada y Lorena Kordon. Explicar y compartir con los alumnos los conceptos y recursos utilizados para su realización.

4) Control del weblog.
· Asignación de turnos de alumnos responsables para efectuar controles frecuentes.
· Comunicación sobre el funcionamiento y las novedades registradas durante los controles (por ejemplo, mensajes recibidos)
· Toma de decisiones sobre la continuación de la comunicación (ampliaciones, respuestas, comentarios, agradecimientos, etc.).


7.9.05

Mapa conceptual

Si querés "leer" este mapa clickeá en la imagen hasta que se haga grande, grande...

5.9.05

Cada obra en su lugar


Hicimos tarjetas con el nombre de las obras de Julio Verne y las pinchamos en el lugar donde transcurre cada una de ellas.

Si querés "leer" este planisferio clickeá en la imagen hasta que se haga grande, grande...


1.9.05

Biografía de Julio Verne



Julio Verne nació el 8 de febrero de 1828 en Nantes, una ciudad de Francia. A los 11 años se escapó de su casa para luego ser marinero y recorrer todo el mundo, pero lo encontró su padre y se lo llevó a su casa, después Julio prometió no viajar más salvo en su imaginación. A los 19 años viajó a París para estudiar abogacía. Su padre, Pierre, le mandaba dinero para comer pero Julio lo usaba para comprarse libros, y todos los días comía pan y leche. En París iba a tertulias literarias ya que le gustaba mucho escribir. Se recibió de abogado. Cuando era joven se enamoró de su prima Carolina, pero se casó con otra señora y tuvo un hijo llamado Michael. Escribió muchos libros, con ellos recorrió el mundo, en París conoció a un señor llamado Jules Hetzel con el que compartía la habitación. Ellos se hicieron amigos y Hetzel comenzó a ayudar a Verne con sus libros, (los corregía estrictamente). Empezó escribiendo teatro, no prosperó y siguió su carrera escribiendo novelas. Se adelantó a su tiempo escribiendo sobre objetos inexistentes en su época (submarino, fax, Internet, cohete, etc.) Antes de morir su sobrino le tiró dos balazos en la pierna, eso fue porque Verne no le había prestado un dinero que él le había pedido. Eso lo dejó paralítico. Murió en 1905 en Amiens.

Viaje al Centro de la Tierra.


Reseña de la obra

Un día, leyendo un libro, el profesor Lidenbrock descubre un antiguo y misterioso pergamino en otro idioma. Axel, su sobrino logra descifrarlo. Así conocen las instrucciones para ir al centro de la Tierra. Tras una difícil decisión deciden emprender el viaje. Para eso van a Islandia y descienden por el cráter de un volcán, acompañados por un guía del lugar llamado Hans. Viven muchas aventuras extraordinarias y peligrosas: tienen que sobrevivir con pocos víveres, encuentran un cráneo humano y animales prehistóricos vivos, cruzan un mar subterráneo y enfrentan una terrible tormenta, llegan a una salida tapada por una piedra, la dinamitan y se caen por el agujero que queda de la explosión.

¿Lograrán salir del volcán?


Y ahora, nuestras opiniones:

Manuel G: Para mí estuvo muy bueno el libro aunque estuvo medio difícil de leer pero estuvo bueno. También me gustó porque tiene acción muy imaginativa y algunas partes reales. Es aventurero y de suspenso.


Ulises: Me gustaron mucho bastantes partes porque me gustan mucho los libros de aventura, pero lo que no me gustó es que había partes muy predecibles y también que tenía muchas descripciones.


Romina: Me pareció que la dinámica del libro es muy buena e interesante pero cuando Verne comenzaba a describir me molestaba un poco, pero me gustó mucho el libro y lo volvería a leer saltando las descripciones. Lo recomiendo para chicos entre 10 y 100 años.

Julián F: Como el libro tiene muchas descripciones te perdés, se hace muy largo y aburrido. Algunas cosas que me gustaron del libro fueron las partes en que no había tanta descripción, te daban intriga y no eran tan tranquilas.

Pablo:
Para mí, el libro es interesante, pero a veces usa un vocabulario difícil y me costó un poco entenderlo. Además contiene muchas descripciones y me perdía.

Mariana
: El libro me pareció bueno aunque por partes abundaba la descripción y parecía más importante, no dejaba ver bien lo que pasaba, pero igual ayudaba a imaginarse muy bien el lugar, los sentimientos, etc.
Las partes que más me gustaron fueron las partes de acción, aunque las de descripción eran lindas también.
Lo único que no me gustó fue que el final es muy abrupto y hubiera estado bueno que lo describa bastante más.
La otra cosa que me dificultaba imaginarme eran las descripciones científicas ya que algunas formas de mediciones no las tenía del todo claras.

Melina: Este libro en algunos capítulos me causó mucha intriga. A veces me resultaron difíciles algunas palabras, pero no fue lo más importante.
Como en el texto había muchas descripciones, eso me hizo entender cómo era según Julio Verne, el centro de la Tierra.
Me pareció distinta esta historia a otras que yo había leído antes por todas las aventuras fantasiosas que pasaban en el centro de la Tierra.

Julián P: Yo creo que el libro tuvo muy buenas partes y malas, las partes que más me gustaron fueron: Cuando no encuentran agua, la parte que Axel se pierde, cuando encuentran vida, cuando encuentran el esqueleto, cuando salieron a otro continente, las dos partes de la brújula y cuando de prepara la erupción. Las que menos me gustaron: cuando describe (pero me gustó cuando comparaba),cuando se casan, cuando van a Islandia, cuando suben por el volcán, cuando daban explicaciones o argumentaciones científicas de el profesor y Axel. También me gustaron: cuando pelean los monstruos y cuando encuentran al ser humano completo. Y tampoco me gustó cuando Axel se imaginaba cosas.
El personaje que más me gustó fue Hans por su valentía, por su manera de ser (tranquilo), por ser musculoso, humilde y porque hacía caso a todo, era muy buen compañero y los acompañó todo el viaje. Para mí el libro estuvo muy bueno, 88/100 (le pondría en número). También me gustaron las partes finales y cómo Verne, podía poner las palabras que ponía y los animales.

Tomás D.: A mí Viaje al Centro de la Tierra me gustó aunque por partes Julio Verne era muy descriptivo pero por otras era de escribir con mucha pero mucha acción. Lo único que no me gustó fue el final porque en un capítulo contaba todo el final.

Nuria:
El libro me pareció muy interesante, abundaba la descripción, era bastante largo y algo complejo. A mí en algunos momentos me aburría porque tanta descripción junta me parecía mucho, pero el libro en sí me pareció muy bueno. En todos los capítulos que leía podía imaginarme los ruidos y las imágenes porque me parece que Julio Verne escribía y describía muy bien. En muchos capítulos se podía saber una característica más de algún personaje y eso ayudaba a que te dieras una idea de lo que iba a venir.

Nicolás: Me ha gustado la historia porque está llena de aventuras y mucho misterio. No se sabe si se puede o no entrar a la Tierra y así empieza el viaje donde siempre pasa algo.
Es muy buena la parte que cuentan cuando entran por el volcán apagado, tiene mucha sorpresa. Todo es inesperado.
Me parecieron un poco aburridas las partes que hablan de las piedras, de los paisajes porque están mucho tiempo y no pasa nada. También cuando usan palabras que no se entienden bien.
También me pareció un poco largo, hay partes que siempre dicen lo mismo.

Camila: El libro me pareció muy bueno. Pienso que por momentos abundan las descripciones pero a pesar de eso me parecieron fantásticas, porque tuve en cuenta que esta novela fue escrita hace más de cien años y realmente con su imaginación describía cosas que para la gente de esa época eran impensadas. En cuanto a los personajes me parece que están muy bien inventados y que cada uno tenia su actitud particular y su personalidad.


Tomás W.: Este libro no me gustó mucho pero en los capítulos 25 al 40 me gustó más porque tiene un poco de descripción pero tiene más cosas de aventura .Me aburrió mucho y me costó cuando había mucha descripción pero te ayuda a poder imaginarte todo mejor.

Marina: A mí me pareció por un lado que el libro esta bueno y por el otro aburrido. La parte de descripción me parecía aburrida y la parte de "acción" buena. Pero me gustó, más que aburrirme, porque me gustan las novelas.

Manuel R.: A mí el cuento me gustó mucho y sobre todo cómo se inspiró Julio Verne. Lo que a mí me pasó durante la lectura fue que me parecía difícil de leer, fue muy emocionante y me gustó mucho por ser de aventura, me quedaba con mucha intriga en capítulos y me quedé sorprendido porque el cuento no era muy común y no me lo esperaba como es, me lo esperaba menos aventurero, menos emocionante y más cansador.

Gabriela: Este libro me gustó mucho, me atrapó en la mayoría de los momentos y no podía parar de leerlo. En otros momentos me aburría (en las descripciones muy largas), pero después de terminar de leer esa parte aburrida me daba cuenta de que algunas cosas que no me habían quedado claras, las entendía mucho mejor. Además te ayudan a imaginarte cómo es cada cosa.

Julián C: El libro me pareció muy bueno porque tenía mucha aventura (al final), aunque no me gustaron las partes que describía mucho porque era muy aburrido. Las partes que más me gustaron fueron: la que Axel se pierde, la tormenta, la pelea de los monstruos y cuando explota la piedra y se va toda el agua del mar por el agujero de la explosión. Las partes que no me gustaron tanto fueron: las partes que describía mucho y las partes de antes de que entraran al volcán.


Matías: Me pareció que el cuento era aburrido y un poco divertido al mismo tiempo porque a veces tenía mucho dialogo y ahí se ponía más interesante.
En cambio, cuando tenia más descripción, de una manera decir se ponía más aburrido.
Igual también las descripciones hacían más entendible el cuento.

Milena:
El libro estuvo muy bueno. Me gustó mucho el modo de describir de Julio Verne porque con la ayuda de las descripciones me podía imaginar más cómo eran las cosas. También eran muy interesantes las palabras que usaba, porque no las uso con frecuencia y me pareció una experiencia linda porque nunca había leído un libro con tantas descripciones.

Michelle: A mí me pareció que se describía mucho cada cosa y no me gustan las cosas así porque son bastante aburridas. Yo no encontré nada para rescatar.

Uriel: A mí tanto no me gustó el cuento pero lo que más me gustó fue cuando no describía (pero estaba bueno cuando describía porque se entendía más o me daba más ganas de seguir leyendo)

Sofía: El Libro me pareció por partes divertido porque algunas aventuras eran muy extrañas, por ejemplo: Lo de los peces prehistóricos. Pero por otras partes aburrido porque no pasaba nada, sólo describía y eso no me divierte mucho. Igualmente me gustó porque es muy aventurero. Lo único que no me gustó para nada es el final porque me pareció muy decepcionante comparado con "semejante libro" (muy poca descripción) Es como que termine: Y vivieron felices...


VIAJE AL CENTRO DE LA TIERRA
Secuencia de núcleos narrativos. Capítulo por capítulo.

I: Descripción de los personajes (centrada en el prof. Lidenbrock).
II: Hallazgo del pergamino misterioso.
III: Intentos por descifrar el criptograma.
IV: Axel descifra el criptograma (cómo llegar al centro de la Tierra).
V: El Prof. decide emprender el viaje.
VI: Argumentaciones de Axel y del tío en contra y a favor de viajar al centro de la Tierra.
VII: Comienza el viaje luego de que Axel es convencido por Graüben.
VIII: Dinamarca: lecciones de abismo.
IX: Islandia: Axel recorre (descripción del lugar y de los pobladores).
X: Se enteran del secreto de Saknussemm y consiguen un guía.
XI: Conocen a Hans y preparan el equipaje.
XII: Describe el camino.
XIII: Camino al Sneffels.
XIV: Llegan a Stapi (aldea). Dudas ¿volcán activo o inactivo?
XV: Descripción del volcán.
XVI: Llegan al cráter y encuentran señales de Saknussemm.
XVII: Comienza el descenso.
XVIII: Confirman la teoría de Davy.
XIX: Camino equivocado.
XX: Describe el camino (plantas).
XXI: Falta agua. Axel quiere volver.
XXII: Axel sin fuerzas. Hans descubre algo.
XXIII: Encuentran agua, se reponen.
XXIV: Animados siguen la marcha bajo el océano.
XXV: Teorías, discusiones y cálculos.
XXVI: Axel se pierde.
XXVII: Axel, aterrorizado, a oscuras, pierde el conocimiento.
XXVIII: Se oyen las voces. Axel sigue el camino del sonido, cae a un pozo, se golpea y se desmaya.
XXIX: Encuentro en una gruta encantadora.
XXX: Deciden cruzar el mar subterráneo.
XXXI: Construyen una balsa.
XXXII: Ven un pez prehistórico ¡vivo!
XXXIII: Encuentran “monstruos”.
XXXIV: Geiser.
XXXV: Tormenta.
XXXVI: Llegan a la costa. Están desorientados.
XXXVII: Hallan cráneo humano.
XXXVIII: Encuentran un ser humano completo, fosilizado.
XXXIX: Selva. ¿ven un ser humano? Puñal, señal de Saknussemm.
XL: Túnel bloqueado.
XLI: Dinamitan. Caen al abismo.
XLII: El agua sube. Se eleva la balsa. Aumenta la temperatura.
XLIII: Se prepara la erupción.
XLIV: Salen a la superficie.
XLV: Concluye la historia:
- regresan a casa
- Axel y Graüben
- brújula
- fama
- Hans vuelve a Islandia

23.8.05

Describimos lugares inventados...



Escribe Michelle:
En esta gran pelota puede entrar cualquier persona que este por ahí. Es como un sueño. La gente se engancha con esa bola. El calor es intermedio y nunca hace frío. Si te animás a entrar, podés flotar y dar vueltas como en la panza de una embarazada. Está hecho de material transparente y de mucha ilusión. Cuando la tocás da la sensación de estar entre sedas. Los olores se parecen a los de un bosque encantado, lleno de árboles y flores de muchos colores.
Puede ir rodando por las calles o flotando por el mar. Pasea de barrio en barrio para que todas las personas la puedan disfrutar. Lo recomiendan los médicos de la felicidad para recordar momentos agradables. Es gratis, no hay que hacer cola y podés estar el tiempo que quieras. La única condición es que dejes una huella de tu vida y les puedas contar a otros la linda experiencia.
Como gusta tanto, se está pensando en usar como medio de transporte divertido y un lugar para hacerte amigos. Cuando anda por el agua, las olas la arrastran de un lado a otro.
Recomiendan ir con familia o con amigos para disfrutar juntos.
Está bueno ir los días de lluvia porque no tenés que usar paraguas y sentís que las gotas caen sobre vos, al igual que si estuvieras bajo ella. Me recuerda los momentos en que mis papás ponían música para que me duerma. Es un muy lindo sonido que llevo en mi mente.
Yo me divertí y por eso puedo contarles lo bueno que es. No se permite llevar celulares o nada que interfiera en la armonía del lugar. Desde que fui estoy pensando un nombre para ponerle...
¿Me ayudan a encontrarlo?

Escribe Julián P:
Este lugar es muy temible, (es tenebroso por los truenos) y cuando las personas vienen se escapan al rato, porque es solitario y también muy oscuro . Hay oscuridad porque el sol, en vez de tirar rayos amarillos, tira rayos negros. Y está muy cerca. Es como un cuarto con la luz apagada.
El sol es grande, parece dos tierras juntas formando un círculo. Y por el sol llueve. Las gotas de lluvia son del tamaño de una computadora. Cuando cae un rayo, te puede matar (son muy fuertes, llegan hasta el piso, y mueven el polvo). Hacen mucho ruido, como una casa que se derrumba. Salen del cielo y también... ¡del piso! y dan mucho miedo.
Se escuchan los ruidos de un monstruo. Se oyen tan despacio que parece afónico. Y también se escuchan los sonidos de un grillo. El paisaje es muy feo.
El sol está en la punta de arriba a la derecha. Las gotas cuelgan debajo y los rayos llegan hasta el piso y tienen como muchos triángulos. El árbol también tiene triángulos en las hojas, y el pino parece un helado con las puntas mordidas por una boca triangular. La cueva es un semicírculo que tiene el diámetro tan grande como el de dos mesas de comedor.
Se pueden escuchar mis gritos (será porque no tomé mis pastillas), también suenan los ladridos de mi perro y mis dos perras, que son muy malas. Yo vivo atrás de la piedra, dentro de la cueva, que es muy oscura y tenebrosa, como todo el lugar. Aquí puedo estar solo. Pero cuando viene gente (casi nunca) no quiero que me vean. Porque ¡soy raro!
La cueva es fabulosa. El sol me da luz negra (poca) y se refleja en la piedra.

Escribe Melina:
Un pedacito de luna para vivir
Este lugar es tan silencioso como un consultorio .Yo vivo ahí. Todos lo conocen como la Luna .Cuando tocás el piso de nuestro planeta vos te quemás, pero nosotros ya estamos acostumbrados. Tenemos el problema que los objetos al caer se derriten como un helado. La otra dificultad es que aparte de caliente el piso es muy rasposo.
Si mirás hacia arriba encontrarás estrellas fugaces, son movedizas y brillantes. Pero para observarlas tenés que tener anteojos porque si no te arden los ojos.
Sin embargo no todos son inconvenientes. Los paisajes que se ven desde la luna son inimaginables por lo extraordinarios que son. A los planetas se los ve iluminados por la luz de las estrellas, y con distintos colores adornan el cielo. El mejor lugar para verlos es desde la punta de arriba de la luna.
Cuando los planetas se mueven hacen unos zumbidos suaves que a medida que se alejan se escuchan menos.
Las casas en nuestro planeta están pegaditas unas a otras y así nunca nos sentimos solos. Las ventanas en la noche se encienden y todas tienen distintas formas.
Si te animás a bajar a la otra punta, vas a poder ver cuadrados, triángulos y rectángulos que hasta ahora no pudimos saber qué son.
De día vemos nubes que parecen algodón, se mueven lentamente y dan ganas de alcanzarlas. Espero que hayan conocido un poco de mi lunita.

Escribe Milena:
Existe un mundo del tamaño de una pelota de ping-pong.
El agua de la laguna es viscosa y siempre está tibia. Está ubicada por todo ese pequeñísimo mundo. Hay pequeñas islas flotando sobre ella. Cada una tiene una diminuta casa del tamaño de un grano de arena.
Allí también podrías encontrarte con un hospital, un shopping y una escuela. Esas son cosas también muy pequeñas que sirven para poder vivir.
Las casas son muy parecidas a las que vemos todos los días en la Tierra pero más pequeñas. Tienen todas muchos colores como por ejemplo amarillo, violeta, rojo, celeste, azul y blanco. Cada vez que entrás en esas casas sentís como si estuvieses pisando una nube.
El planeta está ubicado en el cielo. Ahí hay brisa que tiene una forma espiralada que corre durante todo el día.
Cuando llueve caen unas gotas del tamaño de un grano de maíz. Cuando caen inundan todo el planeta y hacen un ruido tan fuerte como cuando se te resbala un vaso de la mano.
En ese planeta viven unos duendecitos que tienen una piel arrugada y unas orejas puntiagudas.
Para trasladarse de una isla a la otra tienen que usar unas canoas un poco más grandes que ellos, construidas de madera, también con unos remos de madera.
En el planeta hay un suave aroma a jazmín que permanece presente durante toda la primavera.

Escribe Pablo:
Esta es una isla del tamaño de una cancha de fútbol. Tiene una palmera hecha de arena que no se desarma porque el viento la mantiene. La isla tiene olor a inodoro. La temperatura es de 75º, siempre, por eso no hay vida, aparte, todo ser humano que entra muere. El cielo ruge como la panza de alguien que hace mucho que no come. Hay un bicho rojo, blanco y negro que tiene un olor que te taladra la nariz. La lluvia cae a la misma velocidad que una manzana de un árbol. La isla tiene aproximadamente 1.230 años pero desde que se originó, por un accidente geológico, hasta el día de hoy se mantiene igual.

Escribe Sofía:
Mi lugar es inexistente y raro, él tiene cuatro estrellas de cinco puntas y un tiburón lila muy suavecito de más o menos cinco cm. de largo y dos cm. de ancho, tiene unos dientes medianos pero muy filosos y puntiagudos, una sonrisa grande y aterradora. Lo único que tiene que no da miedo es la expresión de su cara. Él vive en el árbol más grande porque le gusta mucho la sombra, igualmente cada tanto sale de su casa. Éste es un espacio con tanto humo y tantas nubes que mucho, mucho no se ve, pero entre tantas nubes y entre tanto humo se asoman dos flores en dos puntas diferentes del sitio; una de ellas es una rosa, rosa. Y la otra es una margarita blanca y amarilla. La rosa es como una viejita porque está arrugada y sin hojas, en cambio la margarita es muy joven, ella tiene hojas, no tiene arrugas y si la ves parece que te estuviera sonriendo. Aparte de flores mi lugar tiene tres árboles, uno de ellos es muy grande y es de un color verde amarronado. Él tiene mucha sombra porque está tapado por las nubes, pero cada cuatro o cinco años se asoma de vuelta. Los otros dos árboles son muy chiquitos, del tamaño de una uva. Ellos están todo el tiempo tapados por nubes. Mi sitio es tan extraño que tiene un sol y una luna. Éste es muy tranquilo, si caminás por ahí no escuchás ni el sonido de los pájaros, porque cada movimiento es amortiguado por las nubes; aparte de acuerdo de dónde lo mirás es muy luminoso o muy oscuro. Si lo observás del lado en el que alumbra el sol verás todo anaranjado, rojizo y amarillento, pero si lo ves del lado en el que alumbra la luna verás todo azul, celeste y lila.

Escribe Sol:
Si usted supiera cómo se siente estar ahí, se quedaría estupefacto.
Es ese un lugar donde las estrellas están a la altura del mar, brillan como farolitos encendidos y su luz rebota en el agua cristalina. Allí no hay humanos pero sí hay seres desconocidos muy pequeños, como del tamaño de una manzana. Cuando escuchan un ruido, lo callan y emiten un silencio eterno. Esos seres nunca vieron el sol pero por lo menos escuchan lo que ningún humano está acostumbrado a oír: la tranquilidad.
Si uno buscaría adentro de sí mismo, la encontraría.
En este lugar nadie camina, esos seres pueden volar pero no caminar. Si pisaran, el suelo se desplomaría en segundos porque es tan esponjoso como un pedazo de nube.
Existe allí un mar inmenso de color verdoso, y a la vez, rosado. Al lado de ese mar, hay una planta jamás vista, que despide olor a melón y es blanda como la gelatina.
Luxlandia está ubicado debajo de la superficie de la Tierra donde ignoran a la gente humana, que es completamente distinta a ellos.
Los humanos se olvidan de oír lo más importante, estos seres del mundo subterráneo, sólo escuchan lo que quieren oír.
Luxlandia es un lugar imaginario.

Escribe Marina:
Cuando entrás a mi lugar, que queda debajo de la tierra, ves un caño llamado “Grucemen”, que es de metal, por lo tanto es plateado. El caño es muy alargado y llega de una punta a la otra porque va a un cementerio llevando plumas. El caño está roto y salen algunas plumas. No te acerques al Grucemen porque con sólo tocarlo te podés quedar congelado ya que mi lugar está a una temperatura aproximadamente de diez mil grados bajo cero. Tenés que caminar apretado y tener mucho cuidado, porque si no prestás atención podés chocarte con dos cosas: una es el caño de metal y la segunda es encontrarte con dos esferas que están a la derecha y a la izquierda del Grucemen Esas son las más peligrosas porque si las tocás te envenenás con la seda que tienen. Si no tocás la seda te podés clavar los huesos en forma de rama que las esferas tienen en su interior junto a los bichos que quedaron atrapados allí durante miles de millones de años. La pared del fondo está formada por barro y le crece una planta que se llama: “Pigultanevarruta”, su nombre es la combinación de: planta, tierra, uva y agua. La planta da unos frutos de uva y agua, por eso se llama así. Algunos de los frutos están podridos, por eso en mi lugar huele a podrido por todos lados y se oyen gritos que vienen del cementerio. Una vez una nena dijo que vio salir un hada de mi lugar y nadie le creyó porque pensaron que no podía haber vida debajo de la tierra, pero ellos piensan eso porque nunca fueron, yo sí...

Escribe Romina:
Tazrap el restaurante.
Es un restorán de comida rápida llamado Tazrap. El lugar es divino, por fuera tiene 4 ventanas con una cruz roja, la puerta es rosa bebé y todo lo demás de color rosa medio lila. Es una taza enorme como el obelisco.
Está ubicada en una nube esponjosa y blanda, llamada la Nube de los Sueños. El lugar es hermoso. Es pequeño. Se divide en 5 ciudades llamadas Fontana, Golosa, Lugosa, Sanilocu y Rosadito.
Tazrap está ubicado en la ciudad más famosa de la nube Fontana, vive poca gente en Fontana. Desde la Nube de los Sueños se ve la Tierra muy pequeña y de hermosos colores, a su lado se ve la luna y el sol.
Toda la gente de la nube de los sueños se la pasa comiendo allí.
El material de Tazrap es madera por dentro, y por fuera hielo azul. Por dentro no hay ni mesas ni sillas, hay una barra con mozas, cajeras y sus jefes. Hasta gente de otros planetas muy lejanos viene a comer una hamburguesa de esas de las grandes pero muy grandes, hasta son mas grandes que una cabeza humana. Son unas de esas hamburguesas riquísimas que no lo podés explicar de lo ricas que son. Tienen un olor riquísimo a una hamburguesa bien casera a punto en la cocción y le ponés tu aderezo preferido. Viene con papas fritas crujientes.
Cuando fui con una amiga a comer, viajamos en un cohete con ventana, con dos camas, una para mí y otra para mi amiga y un escritorio para las dos. Cuando llegamos sentimos un olor a jazmín riquísimo. En Tazrap nos moríamos de ganas de comer una hamburguesa de esas pero eran enormes, la verdad es que teníamos miedo de que luego nos duela la panza. Pero era increíble, toda la gente se pedía esa hamburguesa. Entonces pedimos una para cada una. La hamburguesa tenía un gusto a queso caliente y a recién sacada de la vaca. Eran una ricura te lo estoy diciendo babeando son ri-quí-si-mas!!! ¡me quedé estupefacto!

Escribe Nicolás:
Mi lugar es: una ciudad debajo del agua.
En la ciudad debajo del agua hay un mercado, que es mediano, bajito y alargado. Tiene dos casas que parecen caritas, en cada una hay un sombrero. La puerta es como una boca y las ventanas sus ojos.
La ciudad tiene un castillo con ocho ventanas y cuatro pisos. Al lado de la ciudad hay un pantano pequeño y durante la tarde se asoma una ostra. Sobre la superficie del agua, hay un bote cuyo nombre es “Ciudad acuática Retroville”. Delante de él, aparece un barco pirata que tiene siete remos, un ventilador y un cañon. Enfrente del bote se asoma una lancha con motor, una caña de pescar y dos remos; al mismo tiempo se refleja imponente sobre el agua, el precioso sol del verano.

Escribe Karen:
La estrella tiene cinco puntas :la central , derecha arriba , derecha abajo , izquierda arriba ,e izquierda abajo; su tamaño es como la cara de un peluche mediano.
En su centro hay un círculo, más grande que las estrellitas de la derecha de debajo de las flores .Ese círculo tira rayos que iluminan la estrella, los rayos van al mismo tiempo que el paso de una tortuga cuando camina.
En la punta de arriba hay mar .Allí hay demasiado ruido por el movimiento de las olas.
En la punta de la derecha de arriba hay tierra, muy oscura, lisa y suave.
En la punta de debajo de la izquierda hay piedras, chiquitas y grandes de color gris claro.
En la punta de la derecha de arriba se encuentran unas pequeñas flores con un olor muy fuerte, son más grades que la tapita de un borra tintas.
Debajo de las flores, se podría decir que hay unas estrellas, su tamaño es chiquito pero las piedras son más grandes que ella (estrellitas).

Escribe Uriel:
Es el parque de la muerte. Siempre hay cien grados bajo cero. Es tenebroso porque hay ruidos de cadenas, neblina espesa y un pozo todo oscuro. Se ve una barandilla que es de color gris de cemento. Un asesino la usa para atar a las personas de pies y manos y matarlas con un cuchillo en el medio de la frente como clavado en una uva. Los muertos se encuentran alrededor del barro húmedo. Sus cuerpos están descuartizados debido a que hay un asesino a quien lo apodan "Escarlof" y que no lo pueden atrapar.
En el parque se pueden encontrar cabezas llenas de sangre. Se escucha el ruido de las plantas cuando caen como un papel. El árbol no tiene ramas porque el asesino le puso veneno. Los pies fueron clavados por "Escarlof" para que cuando pase la gente, se asuste.
En el lugar se hallan lápidas de plástico porque al asesino no le interesan las personas que mató...

Escribe Mariana:
Debajo del mar hay un lugar, se llama Caracoqua, allí viven peces y seres marinos. Es una ciudad submarina. Hay un camino empedrado que cruza toda la ciudad. En invierno el agua que tiene es tan fría que llega a las espaldas como un escalofrío, las casas se congelan, parece un glaciar por el hielo que hay y la nieve parece una suave alfombra aterciopelada. En verano hace tanto calor que uno se "hierve", se empiezan a sentir "ondas", como un mareo, o como si se evaporara el agua, un movimiento constante y lento producido por el calor. Pero como no hay sol, lo que lo produce son los caracoles, que se van renovando, y hacen arena nueva, que calienta el ambiente. El suelo de Caracoqua es muy suave y parece talco de lo suave que es.
Abajo a la izquierda vive el dueño del restaurante de su derecha, ese restaurante está hecho de coral que es tan puro que cada vez que uno lo toca se "raspa" o se pincha, es áspero y muy elegante, es naranja pleno, y tiene una pequeña abertura por donde sale el agua para lavar los platos de adentro. Los que trabajan en el restaurante son muy solidarios porque la plata que ganan la mandan a un pueblito cerca de Caracoqua, más humilde. El dueño del restaurante tiene la casa al lado de la planta más rara de toda Caracoqua, ese vegetal se parece a los tentáculos de un pulpo y en la parte interior viven unos bichitos microscópicos que tienen seis patitas, tres de un lado y tres del otro. Al lado de la casa del dueño, está el hogar más agradable y nuevo: El de Maryni, la nueva sirena que habita Caracoqua, tiene los cabellos tan suaves y rojos como la seda, los ojos tan verdes y profundos como dos anillos, y su cola es verde metalizado con escamas un tanto plateadas que brillan como las perlas de su collar. Ella deja un aroma a cocoa (la flor típica) muy dulce, casi como el melón y ese aroma envuelve su casa y sus cosas. Su casa está hecha de un caracol rosa y por dentro lila.
En la casa ubicada arriba de la casa del dueño del restaurante viven dos personas, los dueños de los apart hoteles. Su casa esta hecha de coral molido y el techo es de varias torres de algas petrificadas verdes moho con olor a humedad horroroso. Arriba está el primer apart hotel "El caracol" donde se está hospedando un señor muy antipático y a veces le dan unos ataques de cólera y rompe los vidrios.
Ese apart hotel tiene arriba una cola de sirena donde adentro se hospeda otra gente.
La parte de abajo tiene vidrios alrededor y una puerta muy grande.Al lado está el apart hotel "ciudad marina", que es un monumento histórico de Caracoqua, allí se hospeda la gente que viene a hacer negocios, es una planta y en cada rama hay un apartamento.
La vegetación es muy abundante, la mayoría, sin plantar porque creció sola. La más grande de todo el mundo es la que está entre los dos aparts hoteles, esa planta tiene el tamaño de un edificio y mide 2 leguas, es un monumento, el más honorable para Caracoqua, la verdad de por qué es tan grande es porque arriba(en la superficie) hay un bar que tira un líquido azul fluorescente que hace crecer mucho la planta. La otra planta es la que está al lado del apart hotel "ciudad marina" del lado de la derecha, es verde casi amarilla y es la única planta plantada, está llena de comécaras, son unos bichitos pequeñísimos del tamaño de una uña y los pusieron ahí para no arruinar Caracoqua. Esa planta la plantaron para usar de "tacho de basura" pero en vez de haber basura hay bichitos.
Como Caracoqua es chico, no viven muchas personas, entonces el pueblo es más organizado y tiene sus propias rutinas: Todos se levantan a las 9:30, a la hora donde el pez de la sirena se levanta y pasa por las casas dejando ese olor a melón. A las 10:00 están todos desayunando en el restaurant. A las 11:00 van a correr una carrera por el camino de coral desde el restaurant hasta el apart hotel "El caracol" donde se hace la entrega de premios al ganador de la carrera. A la 1:30 almuerzan en el restaurante y a las 2:30 se van a dormir la siesta. A las 4:00 pasean por Caracoqua y a las 5:00 meriendan en sus casas. A las 6:00 se preparan para la fiesta del restaurante a la noche donde se dona a Oceaqua -un pueblito más pequeño- y donde se hace un baile, canto, etc. A las 8:00 entran en el restaurant y a las 11:30 salen. A las 12:00 se duermen.
Las casas son muy sencillas: adentro tienen un baño, dos cuartos, hall y patio o balcón.
El único conflicto que tienen los caracoquanos es que en primavera u otoño el cambio de temperatura es repentino y se enferman. Como la vegetación es pura y sin plantar tiene vitaminas que sirven para curar a los enfermos, pero como se quedan sin plantas es un problema.
Allá el medio de comunicación es el pez mensajero o las señales de burbujas, que están hechas por un aire especial que se sopla: con la cabeza al revés y con un instrumento especial que tiene un cuadrado en medio de dos palos, en cuyos extremos hay dos manijas para sostenerlo. El instrumento se pone a la altura de la boca, se dobla la cabeza y se sopla suavemente, ya que los caracoquanos soplan muy despacio porque no necesitan respirar abajo del agua.
Caracoqua está ubicado al lado de un pueblito chiquito -Oceaqua- en el que viven tres personas, hay tres viviendas y un lugar para comer. Del otro lado hay un pueblo grande de donde viene mucha gente y adonde va mucha gente. Por eso Caracoqua siempre está lleno y a veces los habitantes tienen que irse (por un tiempo) para dejar espacio a los visitantes.
La verdad es que Caracoqua es un lindo lugar para que pases las próximas vacaciones.

Escribe Tomás D:
He aquí el lugar más sonoro del Universo. Sí alguna vez hacen una larga caminata para llegar a Groenlandia, cruzando tormentas y ríos malditos, verán el lugar más limpio de la vía láctea con un radio de 200.000.000.000 kilómetros. Se quedaran estupefactos al oír los rugidos de los árboles presentes en este bosque, tan fuertes como 1200 dobermans. Les quiero dar información sobre uno de los árboles más importantes que están vestidos: el Moscamarketa. Es tan marketa que si le dan algo trucho lo vende a cinco centavos. Su talla es 190 veces más grande que el sol. Tiene marcas como: Nike en sus mangas y su zapatilla derecha, Addidas en el buzo (su pecho y espalda) y en su pantalón derecho, Umbro en su pantalón izquierdo y Puma su zapatilla izquierda. Parece un robot, sin embargo es un inofensivo árbol, con hojas, raíz, etc. También no sé si ustedes estaban informados de que el Trirobot trucho es adoptado ya que no se parece a nadie de la familia ni a su hermano. Es muy malo pero tiene un secreto que solo yo sé y en este mismo instante te lo contaré a ti: él es un ser humano que quiere ser malo, pero en su ser es muy bueno casi un santo. Él tiene marcas de años muy truchos como: Nike Feraldy, Event, Sport USA y Niki. Te cuento del último árbol del bosque Pizzin: el árbol de la muerte: es una Roteiro de cuatro partes iguales. Son la mamá y el papá del Moscamarketa y Trirobot trucho: una parte de ellas es la camiseta de Boca, otra el mundo, y otra la igualdad árbol-extraterrestre. Las partes que faltan son esas rugosas texturas negras y blancas más colores desconocidos. Esos, son fósiles circulares del año uno antes de Cristo. Nos vemos en la muerte, ¡qué tonto! ¡yo soy la muerte!, jeje!!!!!!!!!!

Escribe Julián F:
Era un reflejo del sol que estaba en lo alto donde encontrás las nubes, que eran muy raras. En ellas se podían sembrar, frutas y verduras, porque tenían tierra fértil.
Lo extraño era que la gente que vivía ahí, no era gente cualquiera eran personas a las cuales no les alcanzaba la plata para vivir en la Tierra.
Era difícil transportarse porque de la única manera que se podía era esperando un avión, colgándose de el y largándose en el lugar a donde uno iba. Pero como el lugar era muy tranquilo y el avión hacía un ruido muy vibrante que les daba terror, preferían quedarse en su lugar.
Todas las casas eran iguales. Tenían un techo triangular, una chimenea con forma de cilindro, una ventana cuadrada con rejas y una puerta rectangular.
Parecía un vecindario, por eso algunas personas confundían el lugar al que querían ir.

Escribe Ulises:
Mi lugar imaginario tiene, al costado izquierdo, apenas sin tocar, una pared áspera, encorvada, en forma de arco apuntando para la izquierda, azul y con marcas como si la hubieran quemado. Hay una ola de fuego centellante con una temperatura de 346º a 350º, de color amarillo brillante, azul violáceo y rojo metalizado del tamaño de un edificio con veintiocho pisos y cada piso mide dos metros, que sería de cincuenta y seis metros. La ola se cierra en la parte derecha y se mueve a un milímetro por segundo. En el medio de la ola, hay una viga de madera que tiene ``pepitas de oro mezclado con metal. Mide siete metros de alto. Además tiene medio metro de ancho y tiene una estrellita que hace diez mil destellos color blanco azulado mientras gira a treinta revoluciones por segundo.
Los ruidos son como de un mar en plena tormenta chocando contra rocas chatas. También se escucha un sonido de pestañeos de rocas muy fuertes.
Allí se puede ver una roca gris en forma de una cara estirada con un ojo y una nariz gigante, pero en la cara no hay boca y todo junto tiene una altura de veinte metros por cuatro metros de ancho en la parte de abajo.
El ojo es de un metro de diámetro y la roca en la nariz tiene dos monstruitos que son así: tienen un cuerpo en forma de cubo que mide veinticinco cm. de lado, una cara perfectamente en forma de esfera que mide tres cm. de radio, ocho brazos finitos como pelos y largos como el ancho de la uña del dedo gordo. La cara de la roca mira hacia la izquierda.
Ocho metros a la derecha hay una piedra en forma de columna, que mide igual que la otra roca. Arriba de la columna hay una cara de roca que es igual que la otra solo que es ocho metros más petisa y dos metros más finita.
Entre la cara de roca y la columna hay un puente de madera que mide ocho metros de largo, dos metros de altura y está a nueve metros sobre el piso.

Escribe Nuria:
Este es un mundo imaginario que es la mitad de la Tierra. Este mundo se llama “Geometrilandia” y está relleno de pelos pinchudos, grasosos y gelatinosos. Las nubes son del tamaño de un humano, son grandes cuadrados como de brillo de lapicera, se mueven tan lento como una babosa. Cuando está por llover se ponen marrón oscuro, si está lindo se ponen verde manzana y si llega a haber una tormenta se pone verde oscuro. La lluvia cae en cuadraditos y circulitos, las gotitas legan al piso tan lento como una pluma y no se escucha nada. Apenas tocan los pelos saltan cinco veces y después se quedan ahí quietas como un auto sin nafta. La luna es de queso de rallar con gusto amargo (que a los humanos no les gusta para nada, pero a otra gente sí…) y esta ¡es mas o menos cinco veces el planeta Plutón! El sol tiene el mismo tamaño que la luna y es de galletita de agua (tampoco muy ricas para los humanos porque tienen un sabor medio agrio, pero a otra gente sí).Los días y las noches son así: a las doce del mediodía la luna y el sol se juntan y alumbran mucho. Siguen pasando las horas y se van separando, hasta que a las doce de la noche se vuelven a juntar y vuelven a alumbrar pero sólo por dos segundos porque cuando pasa ese tiempo viene un gigante de un planeta vecino que se llama “Gigantelandia” y se come a la luna y al sol (a la galletita de agua con queso amargo) y queda todo oscuro. Se forman otra vez, a las doce del mediodía se vuelven a juntar, vuelven a brillar y así sucesivamente. Los habitantes de este planeta son del tamaño de un microondas, de muchísimos colores, medio histéricos y hablan un idioma muy extraño. Escriben así: ” A BC D EF GHI J K LM NÑ OP QR S T UVWXYZ  abcdefghijklmnñopqrstuvwxyz”Estos habitantes se bañan adentro de un vaso. Cuando se tiran los flaquitos se escucha ¡SPLISH! Si se tiran gordos se escucha ¡SPLASH! Y si llegaran a tirarse un gordo y un flaco al mismo tiempo se escucharía un ¡SPLISH! ¡SPLASH! muy fuerte y el agua rebalsaría del vaso y se generaría un sismo. El planeta es un círculo perfecto. Todo lo que hay adentro de este tiene forma geométrica. Los edificios son así: Primer piso: Un cuadrado con doce ventanitas cuadradas. Segundo piso: Un círculo con dieciséis ventanitas redondas. Tercer piso: Un triángulo con seis ventanitas triangulares. Cuarto piso: Un rectángulo con nueve ventanitas rectangulares. Todas las ventanitas hacen una opera o el ruido de un pajarito dolorido. Hay muchísimas flores, las hay verdes, que tienen un riquísimo olor, y las hay anaranjadas con un olor a carne podrida asqueroso… Las calles son reglas y cada un centímetro hay un semáforo.

Escribe Tomás W:
Este lugar imaginario tiene dos montañas. Una de esas fabulosas montañas es de una legua de alto, también es muy rocosa y tiene olor a Coca Cola. La otra montaña es de cincuenta metros y tiene olor a caramelo. Se encuentran en un mar tenebroso que tiene peces carnívoros del tamaño de una liebre. No solo eso sino que se dice que por las noches camina un humano muerto tapado por la olas del mar. Lo malo del lugar es que es muy lluvioso. Las gotas cuando caen hacen el mismo movimiento que cuando cae una pluma, o sea muy lento. Si hay luna llena caen piedras del tamaño de Marte que tienen cables adentro. Algunas son doradas y otras plateadas y tienen forma de banana. El sol brilla veintitrés horas del día, después se hace de noche. Brilla tanto porque es tan potente como un lámpara de luz.

Escribe Camila:
Esta es una ciudad que como verán está arriba de una nube tan grande como Plutón.
Cuando llegué a ella me quedé estupefacta por todo el vapor que había.
En el momento que entré al parque sentí una sensación muy extraña, me sentía muy rara porque era todo muy distinto a lo que estoy acostumbrada, pero el lugar era muy pulcro y se gente también.
Las hamacas estaban al revés y cuando la gente se hamacaba no se caía. Los árboles también estaban al revés, la copa estaba hacia abajo y el tronca hacia arriba. Había un aroma muy relajante a plantas frescas y bien cuidadas.
Lo que más me impactó fue que las personas eran circulares, con forma de manzana.
Las casas tenían tantas ventanas que parecían barcos y sus techos eran puntiagudos, pero los de los edificios eran cuadrados.
Los autos, que iban por una avenida, largaban mucho combustible pero la gente ya estaba acostumbrada y no lo sentía. Yo sí, tenía la sensación de que mis pulmones se quedaban sin aire.
El combustible se iba lentamente como un globo de gas hacia arriba.
Esa “avenida” era tan grande como una ruta y eso parecía. Había tráfico constantemente, pero por suerte su gente era muy ordenada.

Escribe Matías:
Mi lugar imaginario es una cancha de fútbol con un mar de una temperatura de aproximadamente 1 grado centígrado. Tiene una ola que siempre sale los lunes a las 23:45 y suele irse a la medianoche o unos minutos más. Ella siempre sobresale de los tres metros (siempre está en el área de la cancha de fútbol).
Tiene dos arcos, uno de ellos mide 82cm y el otro 51 cm.
Tiene dos pares de banderines que están ubicados en los vértices pintados con una pintura gris y hace que sobresalga el blanco de la cancha de fútbol.
Sus verdes pastos se van con el color blanco de la pintura del centro y de los vértices.
Hay una luz en cada vértice que hace más luminoso el lugar.
Lo que más se ve es el punto blanco que está en la circunferencia (es mucho más blanco que todo lo otro pintado!!)
Lo más raro de la cancha es que no juega ningún equipo porque cuando jugaban no todos terminaban con todos sus jugadores...

Escribe Julián C:
Este es un mar del que salen árboles del tamaño de un edificio de cien pisos, de color azul y violeta .Las montañas, veinte veces más grandes que las normales, están al revés. Donde debería estar el sol están los árboles y donde tendrían que estar los árboles está el sol. Donde deberían estar las nubes, están los árboles, donde tendrían que estar los árboles, están las nubes. Algunos árboles tiran rayos tan luminosos que en ese momento parece que fuera de día. Las nubes son de algodón. De ellas caen hojas de goma (en verano), de color azul y filosas. El sol es pequeño. Ilumina como una linterna, porque en un lado hay un botón que hay que apretar para que el sol dé luz, y hay que volver a apretarlo para que no dé más luz.

Escribe María Gabriela:
En este lugar en vez de vivir gente, viven hermosas hadas que tienen unas espléndidas alas transparentes. Este mundo está más allá de los cielos, donde las nubes rosadas y blancas son los pisos. Aquí todo es maravilloso!!Hay juegos infantiles, por ejemplo, los toboganes, están hechos de nubes celestes y de soles que brillan como una estrella fugaz. Y hay algo muy raro... Es de noche y de día al mismo tiempo!!En una parte es todo luz y en otra todo oscuridad, en la parte en que se juntan hay una penumbra preciosa. También hay plantas mágicas que si pasan por un proceso se pueden hacer pociones, de las que hay un montón por la zona donde es de día. En la plaza hay unos bancos que están hechos de materia interestelar y nebulosas que son tan livianas como el algodón. Las salidas de emergencia las hicieron en el año 1400 y además las hicieron con nubes amarillas(son muy difíciles de conseguir). Hay tantas estrellas, son divinas! Gigantes rojas, enanas blancas, enanas negras, agujeros negros, etc. Siempre pasa una dulce brisa que te acompaña ; sólo de vez en cuando llueve, para que no haya sequías y que las plantas mágicas no mueran. Se oye el canto de los pájaros que es como un silbido adormecedor, también se escucha el sonido de los árboles cuando el viento choca contra las hojas, todo es tan tranquilo... Silencioso... Los aromas y fragancias que se huelen aquí no los hay en ninguna parte del Universo!! Olor al pan recién hecho, a las dulces flores de los jardines, a los deliciosos perfumes que se ponen las hadas... En este mundo todo es PERFECTO.

Escribe Manuel G:
Es una caverna fría y tenebrosa que tiene olor a sangre y carne, cuando bajás por un túnel tenés que tener cuidado de que no te coman las plantas carnívoras o de pincharte con cien estalactitas. Seguís caminando y te caés por un tobogán de huesos de mamuts que chorrea fría sangre. Si caminás mal, te zambullís en lava o en agua hirviendo. Hay fósiles y un cartel de “exit” por si querés salir corriendo a Japón porque traspasaste el mundo por debajo de la Tierra. Si querés seguir hay un volcán de dos metros.

Escribe Manuel R:
Esto es un paisaje con cosas humanas (manos, pies, caras, narices, orejas y anteojos). Tiene árboles que salen del agua de color verde como el mar.
Es un bosque muy oscuro. Al anochecer se escucha el ruido de los árboles y del mar. En ese momento es cuando manos, pies, caras, narices, orejas y anteojos flotan queriendo escaparse del paisaje. El mar siempre está picado pero hay veces en las que, como está muy picado pero muy picado, aparecen monstruos de color verde moco con anteojos, una mirada fulminante y una boca tan peligrosa como una navaja. Las nubes son tormentosas. Una está formada por manos diabólicas, pies quemados, caras temblorosas, anteojos malévolos y orejas con cera y la otra nube es casi común, lástima que tiene ojos fanfarrones, narices horrorosas, pies con cayos en los dedos y una mano fatal que es para temblar porque si te agarra te deja como calcomanía. Una mano se agarra de la nube con una cabeza abajo y un pie al que se lo quiere comer el monstruo. Una mano está tratando de agarrarse de las manos que salen del tronco de un árbol. Las hojas de los árboles son de color verde y raras porque tienen forma extraña.

Escribe Samantha:
Otros mundos
Es una cueva que te lleva directo al espacio. Allí hay un mundo que es el más plano de todos, mide 50 cm. de alto y su superficie es irregular, tiene cráteres de 10 cm. de alto. A su derecha hay un agujero negro que está inactivo. En total hay 20 estrellas, la más brillante está ubicada arriba del mundo más plano. La cueva es muy grande y húmeda. Sus paredes son blancas como la nieve y el techo está tachonado de estalagmitas y estalactitas de medio metro y tan negras como la oscuridad. Si alguna se desprendiera podría destruir algún mundo de este espacio. El único sonido que se escucha es de un suave viento. Todo está muy iluminado por la gran estrella que irradia su luz. El clima es cálido y es un lugar muy tranquilo.
Durante la noche se pueden ver otros mundos como el azul, de un anillo, que es el más chico de todos, el violeta de tres anillos y el verde que tiene tres anillos.

Imágenes y palabras...



Julián F. “-¡Esto es magnífico! – exclamé involuntariamente-. ¡Qué espectáculo tío! ¿No le causan a usted admiración esos ricos matices de la lava que varían del rojo oscuro al más deslumbrante amarillo, por degradaciones insensibles?”


Marina “Las cabañas de los islandeses están hechas de tierras y de turba, y tienen sus paredes inclinadas hacia dentro, de suerte que parecen tejados colocados sobre el suelo. Empero esos tejados son praderas relativamente fértiles, pues, gracias al calor de las habitaciones, brota en ellos la hierba con bastante facilidad, siendo preciso segarla en la época de la recolección para que los animales domésticos no pretendan pacer sobre estas verdes mansiones.”


Tomás D.
“Continuamos por la galería de lava, verdadera rampa natural, suave como esos planos inclinados que reemplazan aún a las escaleras en las casas antiguas.”

Julián P.
Manuel R
Uriel
Samantha
"Toda la dificultad del camino consistía en no deslizarse muy rápido por aquella pendiente de 45° de inclinación sobre poco más o menos. Afortunadamente, ciertas abolladuras y erosiones servían de peldaños, y no teníamos que hacer más que bajar dejando que descendiesen por su propio peso nuestros fardos y cuidando de retenerlos con una larga cuerda. Pero los que bajo nuestros pies servían de peldaños, en las otras paredes se convertían en estalactitas; la lava, porosa en algunos lugares, presentaba en otros pequeñas ampollas redondas

Sol
“La luz de los aparatos, reflejada por las pequeñas facetas de la masa rocosa, cruzaba bajo todos los ángulos sus efluvios de fuego, y me parecía que viajábamos a través de un diamante hueco, en cuyo interior se quebraban los rayos luminosos en mil caprichosos destellos”.


Tomás W.
Nicolás


“Imaginase cuál sería el monstruoso desarrollo adquirido por aquellas plantas tan ávidas de calor y humedad, yo sabía que el Lyco perdon giganteum alcanzaba, según Bulliard, ocho o nueve pies de circunferencia: pero aquellos eran champiñones blancos, de treinta a cuarenta pies de altura, con una copa de igual diámetro. Había millares y la luz no podía atravesar su espesa contextura y una completa oscuridad reinaba bajo sus cúpulas yuxtapuestas como tejados redondos se ciudad africana.”

Melina
Milena
Nuria
Karen

Camila
“Una vasta napa de agua, el principio de un lago o de un océano, se prolongaba más allá de los límites de la vista. La orilla, sumamente escabrosa, ofrecía a las últimas ondulaciones de las olas que reventaban en ella, una arena fina, dorada, sembrada de esos pequeños caparazones donde vivieron los primeros seres de la creación. Las olas se rompían contra ella con ese particular murmullo sonoro de los grandes espacios cerrados, produciendo una espuma liviana que, arrastrada por un viento moderado, me salpicaba la cara. Sobre aquella playa ligeramente inclinada, a cien brazas aproximadamente de la orilla del agua, venían a morir los contrafuertes de enormes rocas que, ensanchándose, se elevaban a una altura tremenda. Algunos de estos peñascos, cortando la playa con sus agudas aristas, formando cabos y promontorios que las olas carcomían. Más lejos, se perfilaba con gran claridad su enorme mole sobre el fondo brumoso del horizonte.”

Mariana
“Entonces abrí los ojos y vi las casas como aplastadas por efecto de una terrible caída, en medio de la niebla producida por el humo de las chimeneas. Por encima de mi cabeza pasaban desgarradas las nubes y, por una ilusión óptica que invertía los movimientos, me parecían inmóviles en tanto al campanario, la cúpula y yo éramos arrastrados con una velocidad vertiginosa. A lo lejos, se extendía por un lado la campiña, tapizada de verdes, y por el otro brillaba el azulado mar bajo un haz de rayos luminosos. El Sund se descubría por la punta del Elsenor surcado por algunas velas blancas, que semejaban gaviotas, y entre las brumas del Este se esbozaba apenas las ondulantes costas de Suecia. Toda esta inmensidad se arremolinaba confusamente ante mis ojos.”

Sofía
“Conversaba en Dinamarqués con un hombre de elevada estatura y constitución vigorosa; un mocetón que debía hallarse dotado de unas fuerzas hercúleas. Sus ojos soñadores y azules me parecieron inteligentes y sencillos. Su voluminosa cabeza se hallaba cubierta por una larga cabellera que hubiera pasado por rojo hasta en la misma Inglaterra y que caía sobre sus espaldas atléticas. Aunque sus movimientos eran fáciles, movía poco los brazos, cual hombre que ignora o desdeña el lenguaje de los gestos. Todo en él revelaba un temperamento perfectamente sosegado, tranquilo, aunque no indolente. Se veía claramente que no pedía nada a nadie, que trabajaba cuando le convenía, y que, dada la calma con que se tomaba las cosas, era fácil que nada le causase sorpresa y sobresalto.”

M. Gabriela
Julián C
Manuel G
“Cristales de cuarzo opaco, adornados de límpidas gotas de vidrio y suspendidos de la bóveda como arañas parecían encenderse a nuestro paso. Se habría dicho que los genios del abismo iluminaban a su palacio para recibir dignamente a sus huéspedes de la Tierra.”

Pablo

Michelle - Romina

Ulises
Matías

"Cuando, tumbado boca arriba, abrí los ojos, vi un punto brillante en la extremidad de aquel tubo 3.000 pies de longitud, que se transformaba en un gigantesco anteojo. Era una estrella despojada de todo centelleo, y que, según mis cálculos, debía ser la Osa Menor. Después me dormí profundamente."